Monthly Archives: October 2016

Temporada de caza de la torcaz en Ezcaray

La temporada de la torcaz está en pleno apogeo y Ezcaray es uno de los pueblos de la zona en  el que más licencias hay en relación a los habitantes, ya que alrededor de un cuarto de la población tiene licencia para esta actividad cinegética.

caza1

Como en toda actividad que tiene que ver con la caza, los hombres son mayoría, pero son los propios cazadores los que cuentan que cada  vez se ven más mujeres y que entre ellas hay tiradoras excelentes.

Los más mayores cuentan que ésta es una actividad que pasa de padres a hijos y que antes era una de las pocas distracciones que había en el pueblo, de ahí que haya tanta afición por este tipo de caza.

Además de los cazadores,  que pasan unos días entretenidos en plena naturaleza, el ayuntamiento es el mayor beneficiado, ya que ingresa 20.000 euros todos los años gracias a esta actividad.

Como en toda actividad cinegética, los cazadores dicen que hubo tiempos mejores, aunque parece que en este caso no tiene que ver con el descenso de la población, sino con que las palomas son muy listas.

Con el paso de los años se han ido aprendiendo que pasar por la sierra no es buena idea, por lo que muchos bandos la rodean para terminar en Burgos, en donde los cazadores dicen que destrozan la catedral, algo cierto pues las palomas son una plaga en nuestras ciudades.

Las palomas torcaces cuestan mucho dinero a los ayuntamientos, tanto en limpieza como en restauración, de manera que estos cazadores hacen una buena labor mientras se divierten un poco y además ayudan a que los ayuntamientos de la zona reciban más ingresos.

Por supuesto, no faltan los buenos almuerzos y comidas durante las jornadas, que ayudan a hermanar a los cazadores y que también dan un buen  beneficio a las tiendas de la zona, ya que en estos días venden mucho más de lo habitual.

Ana Morgade se acuerda de los vecinos de Ezcaray

Ana Morgade es una de las presentadoras con más proyección a nivel nacional ahora mismo. Podemos decir que es una mujer de moda, ya que además de presentadora también trabaja como actriz.

ana-morgade_700x400

Ahora mismo tiene cierta vinculación con Ezcaray, pues es actriz en la serie Olmos y Robles, una serie de éxito de TVE que se rueda en Ezcaray y en los alrededores, serie que tiene como protagonistas a dos Guardias Civiles que no pueden ser más distintos.

Esta serie está dando más proyección a Ana Morgade, que en una de sus últimas entrevistas, para la revista Fotogramas, se acuerda de los vecinos cuando le preguntan por la serie Olmos y Robles.

La presentadora no olvida la anécdota de estas navidades, cuando los actores de la serie se encontraron con que los vecinos habían hecho un Belén con figuras que reproducían a los personajes de la serie, ella incluida.

La serie está beneficiando mucho al pueblo, que ya se empieza a conocer como el “pueblo de Olmos y Robles”, algo que está atrayendo turismo, entre el cual se encuentra aquel aficionado a las series que quiere ver las localizaciones donde se graban las distintas escenas.

Es cierto que a Ezcaray no le hace falta la serie para promocionarse a nivel turístico, pero no es menos cierto que la serie le está haciendo una promoción gratuita a nivel nacional que le viene muy bien al pueblo, que vive del turismo y que por lo tanto recibe con los brazos abiertos a aquellos que llegan a la localidad buscando el pueblo donde se está grabando la serie.

El que Ana Morgade se acuerde del pueblo, en una revista de tirada nacional, también le viene bien al turismo de la zona, por lo que podemos decir que Ezcaray ha tenido mucha suerte con ser la zona elegida para grabar una buena parte de la serie, suerte que también se debe a sus paisajes, que son impresionantes en cualquier época del año.

 

 

Coto de setas en el Alto Oja

La zona del Alto Oja, en la cual se encuentra Ezcaray está ya trabajando para hacer un coto conjunto de setas, de manera que en toda la zona habrá las mismas normas, evitando así lo que sucede ahora, pues estamos en una situación en la cual cada municipio tiene normas propias a la hora de recolectar setas.

DOCU_GRUPO

Hay quien puede pensar que es un abuso acotar un bien que sale en el campo, pero lo cierto es que la situación se ha descontrolado en los últimos años, en los que han aparecido auténticas mafias que se dedican a destrozar el campo con el fin de vender las setas.

En el caso de los níscalos, un hongo que es muy abundante si el año es bueno, se han dado casos incluso de amenazas por parte de estas mafias, que en muchos casos están compuestas por rumanos, al resto de aficionados para acaparar todos los níscalos de la zona.

Yo mismo he presenciado abusos en los pinares, con grupos de personas que lo levantaban todo con rastrillos, con la finalidad de encontrar todos  los níscalos rápidamente, imagino que con la finalidad de venderlos.

Ahora mismo sólo hay una zona acotada en Igea, término en el que se reserva una zona, a cambio de 3.000 euros anuales, a unos aficionados catalanes, que se desplazan todos los años a la comarca para disfrutar de las setas.

No sé si os parecerá bien o mal la iniciativa, pero sea como fuere lo cierto es que habrá que ir acostumbrándose, pues dados los abusos cometidos y los problemas con los cazadores, parece que el futuro está en acotar las zonas, para que los aficionados a las setas dejen dinero en los pueblos.

Este dinero vendrá muy bien para fijar población, arreglar caminos e incluso arreglar los destrozos de algunos de estos “aficionados”, ya que como en todos los colectivos, en el caso de los aficionados a la micología hay gente de todo tipo.

Jornadas Micológicas en Ezcaray

Con la llegada del otoño, y como ya es tradición en Ezcaray, del 30 de octubre al 6 de noviembre, se van a celebrar las Jornadas Micológicas en Ezcaray, jornadas que este año cumplen su 25 aniversario.

setas

Con motivo de la celebración, a las jornadas van a acudir personajes famosos, como el cocinero Chicote, el actor Juan Echanove o el futbolista Adúriz.

Como puedes ver, el aniversario se celebra por todo lo alto, aunque en realidad lo importante de las jornadas no es la presencia de estos personajes, sino todo lo que hay detrás.

Entre los actos, me llama la atención que se ha puesto especial hincapié en la gastronomía, como no podía ser menos en un pueblo como Ezcaray.

En las jornadas micológicas que se organizan en otros lugares el foco se pone en la recolección de los ejemplares y en su identificación posterior, dejando a un lado su importancia en la gastronomía.

Eso no va a pasar en Ezcaray, ya que incluso los restaurantes de la zona van a incluir las setas en sus menús y los bares van a poner pinchos de setas, algo que me parece muy novedoso y que puede ayudar a que se conozcan más, pues tomando un vino están deliciosas.

Además, habrá charlas sobre micología y gastronomía, y los asistentes a las jornadas podrán “meterse en harina”, con un taller práctico de cocina con setas en el que participará Óscar García, uno de los mejores cocineros de Castilla y León, junto con el actor Juan Echanove, que ha protagonizado programas de gastronomía y también ha escrito libros sobre la materia.

Por supuesto, no faltarán las salidas al campo para recolectar setas y las exposiciones en las que se enseñarán todos los ejemplares, ya identificados.

Así, si os interesa acudir a las jornadas, os aconsejo que llaméis cuando antes a la Oficina de Turismo de Ezcaray, para informaros de precios, horarios e inscripciones.

 

 

 

Mantas Ezcaray ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos

A pesar de la imagen que tenemos de los empresarios españoles, lo cierto es que en nuestro país tenemos a algunos empresarios que son un ejemplo, muchos de ellos trabajando en pequeñas empresas familiares que están perdidas en algún pequeño pueblo.

mantas1

Alguno de esos empresarios los tenemos en Ezcaray, al frente de la empresa Hijos de Cecilio Valgañón, que ahora se conoce como Mantas Ezcaray, y que lleva en el negocio desde antes de 1930, de manera que podemos decir que si no es una empresa centenaria está a punto de serlo.

Esta empresa que se dedica a confeccionar mantas artesanas de una calidad altísima, y por lo tanto con un precio acorde a esa calidad, empezó sufriendo mucho con la crisis, tanto que incluso estuvieron a punto de cerrar, pues los pedidos bajaron un 50%, debido a que sus productos no se vendían porque los clientes no tenían dinero para comprarlos.

Para una empresa pequeña este es un problema enorme, pues buscar clientes es la parte más complicada de la cadena de ventas, pero pensaron a lo grande y la verdad es que la idea les salió a pedir de boca, con mucho esfuerzo eso sí.

Pensaron que si sus productos no se vendían aquí, por qué no salir fuera e intentar exportar. Con mucha inversión y trabajo, poco a poco han conseguido hacerlo y ahora venden a más de 25 países distintos, tanto que incluso a pesar de la coyuntura económica que vivimos han tenido que ampliar la plantilla para poder satisfacer la demanda.

Venden tanto con su propia marca, que cambiaron cuando empezaron a exportar, tanto a otras grandes marcas que compran sus productos para venderlos bajo otras marcas, de forma que parece que esta empresa ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos y que a pesar de ser pequeña y familiar va a estar funcionando durante muchos años a pesar de la crisis y de los vaivenes económicos.