21 de agosto, Barakaldo Valdezcaray

21 de agosto 2012, Barakaldo Valdezcaray


La vuelta ciclista a España tiene este día una de sus etapas de montaña con final en alto, concretamente en la estación de esquí de Valdezcaray. Hace ya algunos años esta estación de esquí ya fue final de etapa. Incluso alguna etapa curiosamente acabó al esprint como la que ganó el irlandés Kelly. Este detalle hizo pensar a los organizadores que una etapa de estas características era demasiado blanda para un vuelta a España y que considerarla de montaña era algo exagerado. A partir de entonces se convirtió en una clásica cronoescalada en la que lucharon por ganar las estrellas del momento, Delgado, Rominger, Fabio Parrra, Jean F. Bernard, …

Cuando este recurso se vio agotado se inventó la etapa de la Cruz de la Demanda que nos dio grandes emociones por unos años. En ella el lider indiscutible fue Toni Rominger. Ganó tres vueltas a España seguidas.

En fin, ya veremos qué nos depara esta nueva subida a Valdezcaray que nunca se ha realizado en estas fechas y que vendrá acompañada por un ambiente mucho más cálido en las calles y en el público.

  • Momentos clave de la vuelta a España 2012

      Pamplona acogerá el 18 de agosto la salida de la Vuelta con una crono por equipos por parte del recorrido de los encierros.
      País Vasco. La carrera repetirá en Euskadi en la 3ª etapa (Oion-Arrate) y en la salida de la 4ª (Barakaldo-Valdezcaray).
      Metas en alto. Habrá siete llegadas en montaña: Arrate (20 de agosto), Valdezcaray (21), Coll de la Gallina (25), Ancares (1 de septiembre), Lagos (día 2), Cuitu Negro (3) y Bola del Mundo (8).
      Contrarreloj. Sólo se disputará una crono individual: el 29 de agosto, en la 11ª etapa, entre Cambados y Pontevedra, sobre más de 40 km.
      Descanso. Habrá dos días de reposo el 27 de agosto y el 4 de septiembre. En la primera se cubre un traslado de 1.200 de Barcelona a Galicia.

  • Dos subidas explosivas

    El mirador de Ezaro
    Una subida de sólo dos kilómetros, pero que es toda una bomba, con una rampa de hormigón que alcanza el 30%, 500 metros después del inicio, que destrozará el pelotón ya de entrada, y después, una pendiente media del 12,7%, que se mantiene por encima del 14% en el último kilómetro. Una subida tan espectacular, como sus vistas al mar.

    Subida a Rapitán

    La ascensión al Rapitán no tiene rampas tan duras, pero será tanto o más peligrosa por las características de los últimos kilómetros de la etapa. “Se viene de subir el Puerto de Oroel, que es un tercera no muy difícil”, cuenta Escartín. “Pero la bajada es muy rápida y con muchas curvas. Se entra en las calles de Jaca y para arriba. Es decir, en los últimos quince kilómetros el pelotón va a ir en fila y hay que coger posición en cabeza ya en la cima de Oroel. Y una vez en la ascensión, con las rampas más duras en las curvas de herradura, habrá ataques y cambios de ritmo. Es una etapa para Valverde, Gilbert o Purito”.