Opciones en Barranco Perdido y Valdezcaray

Qué es el Barranco Perdido

Hasta hace bien poco las huellas de dinosaurios que existían en Enciso, la Rioja Baja, en el valle del Cidacos, las conocían los lugareños y pocos más. Fue a partir de las versiones cinematográficas de Jurasic Park y tras el éxito de las mismas que la sociedad despertó a este mundo y comenzaron a proliferar las rutas turísticas que promovían el conocimiento de la vida en el planeta hace miles de años. Así, poco a poco, en Enciso primero se señalizaron una serie de rutas que desvelaban los lugares en los que podíamos descubrir esas huellas, luego colocaron algunas reproducciones al natural que te sorprendían en medio del paisaje y finalmente se creó este parque de atracciones con la doble finalidad lúdica e instructiva todo ambientado y relacionado con la vida en el paleolítico.

Barranco Perdido nos propone a todos los curiosos y viajeros un viaje inolvidable, pero no a un territorio presente y conocido, sino a un lugar remoto, inexplorado y lleno de la vida que habitó el lugar hace 120 millones de años. Es el Barranco Perdido, un espacio increíble donde el Mar de Tethys daba forma, alimento y un equilibrio voraz entre dinosaurios.Se encuentra en la localidad actual de Enciso y la propuesta es más que atractiva: convertirse, grandes y pequeños, en paleontólogos profesionales a través de juegos, actividades y espacios únicos de participación. Encuentra fósiles, analízalos, trepa por las colinas para hallar la esperada pieza o date un baño en aquel mar remoto, el de Tethys, que cubría buena parte de Iberia.

La entrada a este parque de paleoaventuras

 En la entrada de este Parque de Paleoaventuras nos encontramos con el Área de proyección y exposición. En la planta superior seremos testigos de una proyección en 3D.Otra zona, de carácter expositivo, mostrará le oficio de los paleontólogos de manera amena e interactiva: pantallas táctiles, puzles, restos de excavaciones, etc.Para descubrir la labor científica y responder a las mismas preguntas que los paleontólogos ya han conseguido descifrar: cómo era el hábitat de los saurios, cuál era su alimentación, su comportamiento social.

La Plaza de los Saurios

Este es el centro neurálgico de todo cuanto ocurre en el Parque. La experiencia comienza en la Plaza de los Saurios, y también concluye.Proyectado como un anfiteatro, la plaza acoge la programación cultural de la vista, donde, por ejemplo, una experta cuentacuentos abrirá una puerta llena de descubrimientos: el mundo de los dinosaurios y de la excavación explicado a través del teatro.

La Estación Paleontológica

Es hora de convertirse en un paleontólogo profesional. No es un oficio cualquier, ni mucho menos fácil de llevar a buen término.Entre el Laboratorio del Tiempo y la Colina de los Fósiles, nos haremos con todos los conocimientos y herramientas (como escáneres) para llevar a cabo in situ el descubrimiento de los fósiles y el análisis posterior de los mismos.Encuentra, limpia, clasifica, remueve la tierra y procesa toda la información posible que desvelan las claves de la vida en la región hace más 120 millones de años.

La Colina Encantada

¿Quién dijo que el trabajo científico era aburrido? En esta zona del Parque tendrás oportunidad de medir tus habilidades físicas para encontrar fósiles de dinosaurios. Y de paso, ¡divertirte!Una gran tirolina, circuitos con pasarelas, obstáculos, puentes, pruebas de orientación, incluso puentes tibetanos. Durante las pruebas de senderismo, comprueba cuántas especies de flora y fauna eres capaz de reconocer, o cuántos estratos geológicos distintos identificas.

La Playa Cretácica

El agua juega un papel indispensable en todo este universo paleontológico. El desaparecido Mar de Tethys bañaba el lugar y por ello en el parque no se ha querido evitar este detalle. El Barranco Perdido también tiene su propia playa Cretácica.En este espacio la oferta de ocio se duplica. Se disponen aquí una piscina común y otra muy sugerente: la Piscina de Paleontología Submarina, para bucear, nunca mejor dicho, en el mundo mesozoico.Por otro lado, la Colina de los Saurios se abre como una zona seca y semiacuática configurada en torno a las cascadas, chorros de agua, un rocódromo, el “rompecabezas del Paleontólogo”, géiseres o el “Eco de los Saurios” con instrumentos musicales.


Acuerdo con Valdezcaray


El Gobierno de La Rioja ha impulsado un acuerdo entre la estación de esquí de Valdezcaray y el parque de paleoaventura El Barranco Perdido, que permitirá a quienes hayan comprado una entrada de una de las dos instalaciones, acceder a la otra al precio de cinco euros durante la Semana Santa.

Según ha informado hoy el Gobierno regional, en una nota, quienes visiten Valdezcaray entre el 31 de marzo y el 15 de abril y presenten su forfait, podrán comprar una entrada completa para El Barranco Perdido al precio de cinco euros.

Por ese precio, los visitantes podrán acceder a los circuitos de paleontología, que incorporan los últimos avances tecnológicos aplicados al análisis de icnitas y a los nuevos circuitos de aventura con puentes tibetanos, himalayos y retos de equilibrio, además del museo.

Además, las personas que visiten El Barranco Perdido entre el 31 de marzo y el 15 de abril podrán beneficiarse de esta promoción con la presentación de su entrada y esquiar en Valdezcaray los días 31 de marzo, 1, 5, 6, 7, 8, 14 y 15 de abril.

De esta manera, podrán disfrutar de un abono completo de remontes mecánicos en la estación por 5 euros y tendrán acceso a todas las pistas de la estación de esquí riojana.