El 4 de septiembre será la Subida a Valdezcaray

Los amantes de los coches de Ezcaray están de enhorabuena, ya que tras una década sin celebrarse, este año tendrán de nuevo la Subida a Valdezcaray.

La Subida cuenta con una larga tradición, a pesar de haberse dejado de celebrar, ya que la de esta año será la subida número 24, lo que acredita que el automovilismo tiene una larga tradición en la villa, pues esta subida comenzó a celebrarse hace mucho.

En esta ocasión, además, la prueba tendrá un buen fin, un fin solidario, ya que se quiere recaudar todo el dinero posible para una niña que lo necesita por enfermedad.

La prueba, como indica su nombre, es un ascenso de casi diez km, 9,8 para ser exactos, que los pilotos disputarán en dos mangas para ver cuál de ellos es capaz de completarlas en el menor tiempo posible.

Por sus características, los especialistas dicen que no se trata de una prueba de velocidad, sino que se trata de una prueba de habilidad, por lo que no ganará el que tenga el mejor coche, el más potente, sino el que sea mejor piloto.

Este tipo de pruebas me gusta, ya que es la que más iguala a todos los pilotos. Es cierto que el que tenga un buen coche tendrá ventaja, pero la ventaja aquí se acorta si otro piloto tiene “buenas manos”, lo que hace que la prueba sea más igualada, más competida.

La organización espera llegar a los 60 pilotos, un objetivo ambicioso, pero que se puede conseguir teniendo en cuenta para qué se hace la prueba.

Así, desde aquí recomiendo a los asistentes que tengan prudencia a la hora de colocarse en el recorrido, que usen el sentido común y que respeten las indicaciones de la organización.

Recordad que es una prueba que se hace para que todos nos divirtamos, por lo que hay que evitar los accidentes en la medida de lo posible.