Todos los monasterios de La Rioja

Visitar los monasterios de La Rioja desde Ezcaray


Posiblemente la forma más cómoda de visitar La Rioja y sus monasterios en concreto sea hospedándose en calquiera de los múltiples alojamientos de Ezcaray, que hay muchos y de todo tipo: casas rurales en entornos naturales como las diferentes aldeas del valle del Oja, hoteles en el centro del pueblo con diferentes categorías, estilos y precios, apartamentos que pueden darte toda la independencia que desees tener, …

Los monasterios de La Rioja están dispersos por toda la provincia y son una muestra clara de la presencia activa de nuestra región en el devenir de los diferentes acontecimientos relevantes de nuestra historia. Los más conocidos por su transcendencia en relación con la lengua castellana son el Monasterio de Suso, el de arriba, y el Monasterio de Yuso, el de abajo. Ambos están muy cerca el uno del otro. El de Suso se agarra a la montañapara protegerse, en cambio, el de Yuso ocupa la explanada con poderío y dibuja su siluetacompleta sobre el valle de Berceo. En un solo día y partiendo de Nájera, por ejemplo, pueden visitarse a través de una ruta circular los cinco monasterios más relevantes de La Rioja. Tan solo hay que recorrer, yendo de uno a otro, 80 kilómetros.

  • Monasterio de Suso

    Cierto día del año 977, en el monasterio de Suso, un monje anónimo se atrevió a interpretar un texto latino y pasarlo a la lengua que él y sus vecinos usaban, “osando” a escribir esas palabras por primera vez. En las glosas también aparecen las primeras palabras en vasco. La magia de las palabras envuelve tanto a Suso o de Arriba como al monasterio de Yuso o de Abajo. El primero fue un antiguo cenobio visigótico y se cree que es el más antiguo de España. Sencillo y austero, es un verdadero reencuentro con nuestra identidad.

  • Monasterio de Yuso

    Lo más llamativo que recuerdo del monasterio de Yuso son los ernormes libros apoyados en diferentes atriles gigantes. Sólo para pasar las páginas ya se necesitaba ayuda. También me llegan a través de los recuerdos las vibrantes voces de los monjes agustinos que viven en él dando sus explicaciones de forma apasionada. El Monasterio de Yuso

  • Monasterio de Cañas o de Santa María del Salvador

    Es una construcción cisterciense conocida también como el Claraval de La Rioja. En un hermoso paisaje, Cañas también se enorgullece de ser cuna de Santo Domingo de Sios  y de haber tenido como abadesa a doña Urraca. La sala capitular acoge actualmente un museo. Destaca en la iglesia sus catorce ventanales, en doble piso, unidos por pequeñas columnas.

  • Monasterio de Valvanera

    Alfonso VI incorpora Nájera a Castilla y entrega el monasterio de Valvaneraa los benedictinos de Cluny. Su esplendor arquitectónico se deja admirar en el claustro de los Caballeros una verdadera delicia y una de las instantáneas más típicas de La Rioja. Y, de igual modo, hay que detenerse en el sepulco romántico de Doña Blanca de Navarra, del siglo XIII. Igual que en gran parte de los monasterios españoles, la Desamortización provocó el expolio y la decadencia del cenobio, hasta 1895 que es habitado por franciscanos. Desde entonces, diversas restauraciones han permitido recuperar una gran parte de lo quemado, pero no de lo robado.

  • Santa María la Real en Nájera

  • El monasterio fué fundado en 1052 por el rey de Pamplona Garcia Sanchez III llamado el de Nájera, (1035-1054). Se trata por tanto como su nombre indica de una fundación real, que fué centro religioso y politico durante varios siglos del Reino de Pamplona-Nájera; ademas de sede episcopal y para que sirviera de panteón real para los miembros de su dinastia.

    Según la tradición atribuida a los monjes cluniacenses en el siglo XVI, el rey García Sanchez III se encontraba de caceria, el halcón del rey persigue a una perdiz y ambas aves se introducen en una cueva. El rey contempla que de la cueva emana una luz y al entrar en la misma, en su interior encuentra un altar iluminado por una lampara de aceite, y sobre él, una imagen de la Virgen con el Niño, así como una campana y un jarrón con azucenas que aqui llaman terrazas. El halcón y la perdiz juntos en perfecta armonía. Estos hechos ocurrierón en el año 1044.

    A raiz de estos hechos el rey instituyó la Orden Militar de los Caballeros de la Terraza o de la Jarra, una de las ordenes mas antiguas de España, sino la más antigua.

    En el año 1045 Garcia Sanchez III conquista Calahorra y con el botin obtenido de la conquista, decide construir un monasterio en el lugar donde un año antes habia encontrado la imagen de la Virgen. Se erige en honor a Santa María, por ser esta a quien se habia amparado en su conquista de Calahorra.

    Sea o no sea cierta la historia, la época de consagración de la iglesia debe datarse en el año 1056 cuando el rey ya habia fallecido en la batalla de Atapuerca en 1054 contra los castellanos, siendo su esposa Estefania de Foix quien se encarga de cumplir los deseos de su esposo. y ser enterrado en este monasterio.

    Es por tanto en el año 1056 cuando su esposa Estefania reafirma la fundación real y consagra la iglesia presidida por el arzobispo Guifredo de Narbona. El nuevo monasterio quedará bajo la regla de San Isidoro.

    En el año 1079 Alfonso VI de Castilla (1072-1109) cedió la abadía de Nájera a la orden de Cluny, a la que perteneció hasta la desamortización de Mendizabal de 1835. En la actualidad lo habita una comunidad de frailes franciscanos desde 1895.

  • Monasterio de Santa Elena

    Fundado a mediados del siglo XVI por Doña Aldonza Manrique de Lara.
    Destaca la fachada exterior adintelada y abuhardillada. con hornacina en lo alto.
    La íglesia es de cruz latina, de una sola nave, construida sobre diez columnas. con una cúpula semiesférica que se alza sobre cuatro arcos torales.
    En la visita a la iglesia sobresale su precioso retablo mayor barroco. con imagen central de la titular de la iglesia obra coetánea al retablo mayor de Santa María la Real,con el que comparte muchas semejanzas. En el espacio de clausura destaca la sillería del coro.

  • Monasterio de La Piedad, Casalarreina

    la obra más significativa que conserva el municipio de Casalarriena es su monasterio, de estilo Reyes Católicos, que fuera levantado entre 1514 y 1524.
    El conjunto está formado por tres dependencias: clausura, claustro e iglesia, rodeadas por un sólido muro de sillería y mampostería, accediéndose a un patio porticado a través de una portada con arquivoltas apuntadas y tímpano con el escudo del fundador, el obispo Juan Fernández de Velasco.
    La iglesia consta de una nave de cinco tramos, cabecera trebolizada y capillas entre los contrafuertes.
    La portada principal, obrada a modo de retablo, se abre en el tercer tramo, se abre en el tercer tramo e incluye en su tímpano una representación de la Piedad. En el prebisterio destaca el retablo mayor clasicista realizado hacia 1621.

    El monasterio alberga un retablo plateresco de comienzos del siglo XVI, una cruz relicario de plata dorada del mismo siglo y varios retablos con imaginería también barroca.

    El claustro de planta cuadrada, consta de cinco tramos por lado, y se adosa al lado sur de la iglesia configurando dos pisos: el inferior con arcos ojivales y el superior adintelado, con cubierta de madera sobre pilares redondos y cuatro columnas talladas, con las que se inició el claustro.

  • El Monasterio de la Anunciación

    Fundado en 1610 por Don Pedro Manso de Zúñiga. confesor de Santa Teresa de Jesús, está situado junto a las murallas de la
    ciudad de Santo Domingo de la Calzada. Desde su construodón, en 1621, lo habitan monjas bernardas.
    El mayor interés artístico del templo reside en el sepulcro con estatuas yacentes de tres miembros de la familia de los Condes de Hervías y el retablo mayor de estilo barroco.

    En la actualidad,la comunidad de religiosas, asusmiendo el oompromiso de la Orden del Cister, vinculan su vida al o?cio divino y al trabajo, desarrollando actividades en el taller de restauración, encuadernan pergaminos y libros antiguos y decoran porcelanas. También atienden la hospederia y el albergue de peregrinos y elaboran exquisitos productos de repostería, como los sabrosos borrachos de hojaldre relleno de pudin de frutas.

  • El Monasterio de la Estrella

    El monasterio de La Estrella tiene unos orígenes que parece que se remontan a una antigua ermita que el rey Sancho Garcia de
    Pampiona donó al obispo de Alava en 1060. Cuando el obispado de Calahorra se adhirió Alava. en 1400, el obispo dona la ermita
    al monasterio de San Miguel de la Morquera.

    En la primera mitad del siglo XV Diego de Entrena, tras visitar las obras del convento de San Agustín de Haro, se ve obligado a refugiarse en la ermita de los religiosos de la Estrella y comienza a idear el proyecto de edificar otro alli mismo para la orden de San Gregorio. Las obras de este nuevo edificio se terminan en 1430.

    Este monasterio tuvo el honor de recibir importantes visitas reales. como la de los Reyes Católicos. quienes les concedieron grandes privilegios y la de Felipe II quien reposo en el monasterio, durante un mes para reponerse de un ataque de gota buscando su curación bebía a diario agua de la Fuente Santa de La Estrella.

    El gran pintor Riojano Navarrete el Mudo dio fama al monasterio donde. en su juventud. aprendió las lecciones y la técnica dei monje artista fray Vicente de Santo Domingo.

    En su arquitectura sobresalen el claustro, de estilo gótico y la Puerta de los Caballeros. En el interior de la iglesia, la hermosa vidriera mayor del crucero resume las vivencias del monasterio.

    En la actualidad quedan algunos restos de lo que fue el conjunto monacal, que los frailes de La Salle adquirieron junto con la
    finca en 1951.

  • Monasterio de Vico en Arnedo

    Este monasterio riojano esta situado a 3 Km. de Arnedo, en dirección a Prejano, un emplazamiento privilegiado desde el cual se puede contemplar parte del fértil Valle del Cidacos y la ciudad industrial de Arnedo.

    La cuesta que sube desde el río Cidacos nos lleva hasta una pequeña capilla cuidada con mucho esmero y que representa el lugar donde la Virgen se apareció al Khan de Vico y que provocó su conversión al cristianismo. Fue fundado hacia 1456 por el franciscano Fray Lope de Salinas con la ayuda de los Condes de Haro.

    El monasterio tiene hoy dos cuerpos bien diferenciados, la parte
    primitiva de la cual apenas queda nada y la restaurada, que sirve de
    hospedería a las hermanas cistercienses que cuidan de él.

    Aparte de poder disfrutar del recogimiento y religiosidad de su
    ambiente se pueden comprar cerámicas y pastas elaboradas por las
    propias monjas.

  • Monasterio de San José en Calahorra

    Fundado a ?nales del siglo XVI, destaca el atractivo diseño da su
    fachada,presidida por una imagen de San José y ?anqueada a ambos
    lados por los escudos de su fundador.
    La iglesia es un ejemplo de la funcionalidad clasicista. En su interior
    destacan la cúpula del crucero, el retablo mayor, los retablos
    colaterales y el cruci?jo de tamaño natural del coro bajo.

    Las dependencias del monasterio guardan cartas y reliquias de Santa
    Teresa. lienzos de Angelo Nardi y relicarios italianos de bronce, ébano
    y carey. Sin embargo. el mayor tesoro que guarda es la imagen del
    Cristo a la columna, una de las figuras mas veneradas por los
    calagurritanos,realizada por Gregorio Femández.