Telefónica deberá pagar 168.000 euros al ayuntamiento de Ezcaray

Parece que las grandes empresas son las dueñas de todo y que pueden hacer lo que les venga en gana, sobre todo si delante tienen a un ayuntamiento pequeño, como es el de Ezcaray, el cual lleva años en un contencioso con la empresa de telecomunicaciones.

índice

El litigio se remonta al año 2012, cuando Telefónica, que ahora se llama Movistar, pidió permiso para instalar una estación de telefonía móvil, imaginamos que con el fin de dar un mejor servicio a todos aquellos que acudían a Valdezcaray, ya que la obra está dentro de la estación.

Como todos cuando tenemos que hacer una obra, Telefónica pidió permiso al ayuntamiento  para iniciar las actuaciones, antes de las cuales el arquitecto municipal tiene que ir a ver el terreno y dar el visto bueno.

Cuál fue la sorpresa del técnico municipal cuando al acudir para ver le terreno vio que las obras estaban casi finalizadas, algo que es ilegal y que es sancionable, puesto que hay que esperar a tener el permiso definitivo para comenzar las obras.

Por eso, el ayuntamiento denegó la licencia y fue a los tribunales, puesto que las actuaciones de Telefónica eran denunciables (como pasaría si un vecino hiciese una obra ilegal, sin contar con el permiso)

Tras años de litigios, de recurrir sentencias ,etc., ahora al condenado a Telefónica a pagar al ayuntamiento 168.000 euros, un dinero que vendrá muy bien al ayuntamiento, que seguro que sabe emplearlo bien.

Además, la sentencia servirá de escarmiento a estas empresas que creen que pueden hacer lo que les venga en gana por ser grandes y tener mucho dinero, algo que poco a poco los jueces van parando, pues hasta no hace mucho Telefónica podría atropellar a los pequeños ayuntamientos sin consecuencia alguna.

Es cierto que la estación era necesaria, pero como cualquier vecino, Telefónica debería haber esperado para iniciar las obras.

Leave a Reply

Your email address will not be published.